martes, 29 de noviembre de 2011

GRITOS



GRITOS

Sin voz grito en el silencio
de la sorda intransigencia
de no seguir contemplando
la derrota que se apresta
al llegar de nuevo el alba
a la oscura sordidez
en la que estoy encubierta.

Sin gritos, grito al silencio
para que escuche mi voz,
que grita desde el desierto
del corazón encerrado
dentro del caparazón
de la soledad profunda
del pozo de la razón.

Muda voz de la conciencia
que apagas el grito mudo,
sin que llegue a desfogar
de mi cuerpo hacía el abismo
por donde puede vagar
hasta encontrar el camino
de mi callada agonía.

Eres el grito callado
con el que llamo a tu puerta,
desde que el silencio cruel
selló mi garganta seca
para que tu no me oigas
clamar en la noche oscura
que tu amor fue mi locura.
Callar el grito apagado

que no volverá a salir
de mi cuerpo desgarrado
por que prefiere morir
a seguir con el dolor
de escuchar ahogadamente
tu boca diciendo adiós.

La Reyna Roja

TU VIENTRE













TU VIENTRE

Quiero al vientre materno entrar
esta vez para quedarme,
sentir su calor de nuevo
que reconforta mi cuerpo.

Oír la voz palpitante
ahuyentando de mi el miedo,
sentir tu corazón latir con ritmo cadente,
oírte cantar en susurro nanas
para que no me despierte.

Conjugamos vida y sueños
yo en ti, tu viviendo para mi.
La vida en tu vientre fue
¡seguro!, el mejor recuerdo.

Por eso quiero volver
a ser parte de tu cuerpo,
por que si hecho de menos
ese reducto pequeño,
debe ser por que ahí tuve
lo mejor que da la vida.

Todo el amor verdadero
que... añoro, lloro, y sueño.
El que jamás encontré
deambulando por la vida,
todo el amor que me dieron
fue siempre en contrapartida.

Tu me das y yo te doy,
amor por amor, un cambio,
tu nunca pediste nada
y recibiste muy poco.

Migajas de mi cariño,
pues tenia tanta ganas
de vivir la vida a fondo,
que a veces se me olvidó
darte un poco más de amor.

Quiero volver a tu vientre
esta vez, para quedarme
quiero volver vez sentir
verdadero amor por mi.

La Reyna Roja

domingo, 27 de noviembre de 2011

ASÍ ERES



































ASÍ ERES

Eres camino de hiedra
donde la vida se asoma,
con grandes y gruesas ramas
que conservaran tu estigma,
a través de la espesura
de la hojarasca y su vida.

Eres la rosa temprana
que crece en invernadero
tu perfume no es intenso
tus pétalos finos suaves
los tallos largos y erectos
las espinas púas graves.

Eres el agua del el río
que llega a la mar corriendo
pero que en algún regazo
deja la vida creciendo
y en eclosiones tardías
renueva el él la vida.

Eres la mar que aduces
con tus azules colores,
con tus rocas escarpadas,
de tus entrañas de fuego,
la que en noches de luna
enamoras hasta al sueño.

Todo eso y mucho más,
eres y has sido en la vida,
la hiedra, la rosa, el agua
y la mar obsesionante,
dando tiempo y la ocasión
a una vida de pasión.

La Reyna Roja

SIN VIDA


Sentir que el tiempo es amigo
de la tierra y de la vida,
ver de nuevo florecer
los anhelos que respiras,
sentir que de nuevo naces
del vientre profundo y frío,
de la sombría y profunda
historia del desafío.

Nunca serás luz profunda
que ilumine un camino,
solo eres simple vela
derritiéndose sin tino,
porque del amor no sabes
ni dirección ni destino,
solo que alguien lo vive
sin haberlo tu vivido.

Que vida tan aburrida
la viviste sin vivirla,
la odiabas sin conocerla
te acompañaba a diario
en tu camino sinuoso
para ser tu compañera
y una migraña compleja.

Vivir así no es vivir
solo es algo pasajero,
en el que la vida es
el infierno más desierto,
donde tu condena es
querer amar sin saber
y que te amen. ¡sin éxito!.

La Reyna Roja

sábado, 26 de noviembre de 2011

SILENCIOS


Silencio, solo silencio escucho
cuando a tu vida me acerco,
no he vuelto a escuchar tu risa
ni siquiera tus suspiros.
¡Para mi solo te quedan silencios!.

Con tu silencio me acuesto
y las sabanas recuerdan
nuestros tiempos entre ellas
con cantares de sirenas,
cuando las gotas de lluvia
sonaban en mis oídos
cayendo sobre mi cuerpo,

Entre tus brazos perdida
sobre tu cuerpo olvidada
sintiendo las voces tibias
de los cantos de sirenas
rasgándome las entrañas.

Mi boca arroyo fresco
que refrescaba tu boca
mis ojos luz en tu noche
que tu apagabas con besos
cerrándolos al ensueño.

Entre las sabanas mudas
que cubrían nuestros cuerpos
cuando cansados de amarnos
nos susurrábamos quedo
¡Cariño, cuanto te quiero!

¿Que pasó para que todo,
quedara un día en silencio?
para que nuestros susurros
pudieran hacerse hielo
fundiéndose en silencios.

La Reyna Roja

PENSAMIENTO



No merece la pena gastar cinco minutos de tu vida con personas que no te aportan nada más que indiferencia.



La Reyna Roja

SOÑAR PRODUCIONES REY

TE NECESITO CREACIONES REY

VENECIA


Bajo tus aguas turbias
hay un mundo de te quieros
grandes promesas de amor
y un gran sinfín de besos.

El sol envidia tus aguas
se asoma a ellas coqueto
se contempla y te da vida
se va, llorando por dentro.

La luna cuando aparece
y ve tu belleza limpia
sin embagues, sin pinturas
con tus casitas mojadas...

Siente que tiene que estar
siempre mirándote cerca
vigilando tu hermosura
escuchando quien se acerca.

Tu gran plaza jalonada
por esa torre tan bella
en tan colosal salón
que admiramos sin reserva.

En tu plaza las palomas
notan que la vida es bella
vuelan haciendo zis zas
entre miles de cabezas.

No las falta nunca pan
el agua nunca se seca
no siente temor por nadie
y en ti suben indiscretas.

Tus puentes espectadores,
de suspiros y de besos
tus aguas cómplices mudas,
de tantos, ¡tantos te quiero!

Callejones estrechitos
donde se abrazan parejas,
amantes y enamorados
de tu colosal belleza.

Quiero mecerme en tus aguas
al compas de una canción
con el viento a mi favor
en una góndola de amor.

Eres tan bella y tan clara
que como dice el poeta
no me importaría algún día
!!poder morir en Venecia.¡¡

La Reyna Roja

viernes, 25 de noviembre de 2011

HIELO


Ser estatua de hielo
es ahora mi deseo,
no tener capacidad
para poderte dañar,
no tener un corazón
que se desgaje día a día
y soportar el dolor
que me infringes sin medida.
Mi cuerpo será armazón
para guardar mi maldad,
mi alma, duro diamante
que nadie pueda romper,
mi corazón roca pura
para no sentir dolor,
mi cerebro el de un robot
que no piense más en ti.
Yo ya no quiero vivir,
no quiero sentir dolor.
Stop... ya fue suficiente
en mi largo caminar
mi descanso no existió
y mi paz solo duró
lo que dura en dar la tierra
una vuelta entera al sol.
Ser solo adorno en vida
es la mejor solución,
mirar solo como pasa
y cuando vuelva a girar
otra vuelta entera al sol,
empezar a derretirme...
y ver desde mi interior
de estatua fría de hielo
mi irremediable destrucción.
La Reyna Roja

jueves, 24 de noviembre de 2011

ENTRE LA TIERRA Y EL CIELO




Duele estar entre el cielo y la tierra
duele ser a veces quién no quieres
pero el dolor es mayor si olvidas.

Sin los recuerdos todo es vacío
pero con ellos dolor sombrío
mejor dormir y no sentir.

Llena de vida las esperanzas
de dulce brisa las soledades
y de ilusiones todos los males.

Cuando me miras todo renace
veo en las nubes volar delfines,
y en el mar nadar las águilas.

Me ahoga el aire de la montaña
cuando tu estas allá en el valle
será que tú eres mi aire.

Me duele estar aquí en la tierra
por que olvidé para que vine
cuando, porqué, también por quién

Me duele estar allí en el cielo
por que tan lejos no puedo verte
ni recordarte, ¡que si me quieres!

Entre la tierra y el cielo
solo tu cariño quiero
y una hora de recuerdos.

La Reyna Roja

ENCUENTRO



ENCUENTRO

miércoles, 23 de noviembre de 2011

Las manos, buscan la grieta
donde agarrarse a la escala
de la montaña dormida
entre tu vida y su vida.

Llagas sangrantes laceran
las manos en la subida
de ascensión hacía la cumbre
sin divisar aún cima...

Una gris niebla en el aire
 impide ver el agarre,
el frío invade los hueso,
manos tocan y no encuentran.

Pensando volver a verte,
sus manos se vuelve sangre.
son garfios sobre la piedra
en vez de manos, son alas.

Suben volando no sienten nada
no existe el frío, el dolor se ha ido.
llegando está ya la ve,
niebla densa la rodea.

Sonidos del corazón,
dirige manos con sonar,
en la cumbre ya tú estas.
¡ha ascendido y te ve!

Su esfuerzo no ha sido en vano,
cae entregada a la tierra,
cansada por la ascensión
hacia el corazón amado. 

Gotas y llanto en su cara
agua mezclada en lágrimas,
mira hacía abajo asustada
 su fuerza ya está quebrada.

Perdió  vida en la subida,
ha llegado ya rendida
no ha perdido la partida,
¡ encontró su amor herido!

La Reyna Roja

martes, 22 de noviembre de 2011

ROSA NEGRA


                                                
ROSA NEGRA 


Negra nube viene a mi encuentro
trae una carga de agua fresca
que soltara lenta y segura
sobre mi alma  reseca, dura.

En ella crecen las rosas negras
que en sueños yo vi nacer
sus ramas tejen la reja
que encierra mi corazón.

Por cada amor creció una rosa
brotan espinas con cada adiós
los besos crean las hojas
y los abrazos tallos de amor.

De esta cárcel tan fragante
mil mariposas guardan la llave
que impiden que entre dolor
de nuevo en el corazón.

Rosal que por amor creciste
con rosas negras como en sueños
pusiste guarda a cuidarme
rejas fuertes para cerrarme.

Eres rosal de amor y vida
abre la puerta de mi dolor
prefiero morir de amor
y dejar libre al corazón.

La Reyna Roja






lunes, 21 de noviembre de 2011

SI VUELVO









SI VUELVO

Hoy he escrito mi nombre ,
en la arena del desierto
esperando que lo lleve,
al anochecer el viento
con el polvo confundido,
y lo deje en un oasis,
allí olvidado en la arena,
hasta que la luna llena
asome su cara bella
y se lo lleve con ella.

Quiero vivir en la luna
para ver la tierra a oscuras,
recordar mi vida en ella,
ver las cosas que quise,
sin no olvidarme de nada,
cuidar de ti cada noche
en la luna acurrucada,
aunque tu no puedas verme.

Mirar tu sueño apacible,
si duermes en la pradera
alumbrarte cuando lees,
si el cansancio te desvela,
haré que te guiñe un ojo,
para llamar tu atención,
que sepas que allí hay alguien,
que te cuida con amor.

Si un día quiero volver,
que sea en arena de playa,
para que el mar me bañe,
cuando la pleamar se alta,
y que cuando tu te acerques
, a tumbarte a descansar
sea mi cuerpo de arena,
quién con cariño te acoja.

Seré un mullido colchón,
hecho de pequeñas rocas
que el chocar de las olas,
ha transformado en la arena,
refrescare tu calor,
con el agua que he guardado,
besaré sin que te enteres,
tu cuerpo, que tanto he amado.

La Reyna Roja

domingo, 20 de noviembre de 2011

EL JUEGO


No vuelvas ya la cara,
el tiempo jugó su partida,
perdiste, no puedes volver,
solo él, cambia nuestra vida.

Es el dueño del tablero humano
decide quién gana y quien pierde
si no te gusta perder, no juegues.
El mal jugador, juega y  pierde.

Tú perdiste algo que yo encontré,
los buenos amigos, que dejé una vez,
a los que olvidé para estar contigo
los que perdonaron siempre mis olvidos.
Los que de verdad, están a mi lado,
cuando el tiempo es bueno,
y cuando el tiempo es malo.
Los que me consuelan y secan la cara,
en los que confío, los que no me engañan.
Son buenos amigos, los que con sonrisas
pretenden borrar, el rictus amargo,
que marcaste a fuego, y no se ha borrado.
La vida en el juego a mi me engañó,
intenté aprender cosas del amor
pero con sus cartas marcó mi camino,
de inepto aprendiz... y cambió el destino.
Me robo tu amor, con cartas marcadas,
me ganó la mano en la que jugabas,
a ser el amante, callado, perfecto
descubrí que eras, un mito inconexo.
Que no es amor, decirte te quiero,
que para amar, hay que ser sincero,
que siempre es mejor tener un amigo,
que un falso amor o amante furtivo.
La Reyna Roja   20 de noviembre de 2011

SOMBRAS



SOMBRAS



Llegará el día que al mirar fuera
no encontraras la gaviota
que estaba cada mañana
siguiendo tus movimientos
a través de la ventana
esperando ansiosamente
solo que tu la miraras.

¿Será que se ha cansado?
de ver que ya no la miras,
que solo miras a aquella
que grita con esperanza,
no sabe que tu especie
recibe no dando nada
porque no quiere sufrir
con amores de alas blancas.

Buscaras su silueta
volando entre las nubes
 la sombra que tanto tiempo
 fue sombra para tu alma
pero no la encontrarás,
 se apartó en tu ventana
 decidió que lo mejor
 era perderse en la nada.

Voló buscando otro amor
que la mirase a la cara
que la acompañase al mar
a curar su alma olvidada
de tu calor, con el calor
de otras alas volverá
a contemplar la vida
a través de otra ventana.


 Dejaste que ella se fuera
 que abandonara tu vida
la tenías esperando
esparciendo unas migajas
de un cariño consumido
por la claridad escasa
con momentos de pasión
de días sin esperanza.

La luz ya se está apagando
en la ventana adorada
otras luces parpadean
la vida sigue, ¡no acaba!
no veras la sombra inmóvil
¡ya se acabó su esperanza!
se ha ido sola hacía el mar
donde ahogará su alma.

Amores siempre hallará
este no es su camino
su destino es recordar
los amores ya vividos
envueltos en las saladas
aguas del mar y del llanto
y un día la encontrarás
ahogada en su desengaño.

La Reyna Roja

































TE BUSCO



Busco entre las jaras los vestigios
de una tarde de verano calurosa,
en que la risa y el amor nos enlazaban
rodando por la hierba, ¡algo angosta!.

Los pájaros con sus trinos saludaban,
las nubes corriendo iban al sol,
el sol en el horizonte ya cansado,
se retiraba dejándonos sus rayos.

La luna venía, en sus brazos nos mecía,
las estrellas se unían en hilera,
entretejiendo con ellas una tela,
para hacer que nuestra noche fuera eterna.

Entre las jaras he buscado los recuerdos,
de esa tarde de verano que se fue,
me tumbo los ojos cierro y te sueño,
vuelvo a vivir mi noche del ayer.

No quiero despertar al día nuevo,
se que tu no estas, pero te espero
y antes de que la noche abra el vuelo,
atar mi cuerpo al tuyo, es lo que quiero.

La Reyna Roja 19 de noviembre 2011

EL VIOLIN


En el camino de la vida me he perdido
entre calles estrechas y empinadas
escondiéndome en la curva cerrada
perdiéndome por la senda del camino

Me pierdo por la calle sinuosa
en tu cuerpo de violín que templar quiero
atar tus cuerdas a la clavija curva
del mástil de la vida y de sus notas.

Quiero templar con el arco el camino
reproducir el sonido desgarrado
que de ti sale para que yo deleite
los oídos de mi ser enamorado.

Abren su audición para escucharte
rozas las cuerdas, haces que vibre,
levantas mi pasión al escucharte
invades mi cuerpo, posees mi alma.

Abrazo tu cuerpo, taño tus cuerdas,
con el roce ansioso de mis dedos
el suave cosquilleo que produce
en mi cuerpo, tocar todo tu cuerpo.

Abrazada al astil yo me acuesto
tu cuerpo arropo con mis piernas
las cuerdas sujeto entre mis dedos
tu sonido, se funde con mi sueño.

Haces que en mi piel erice el bello.
que mi cuerpo se curve con tu cuerpo
se funda en tu sonido y no regrese
ser tu nota de amor en el universo.

La Reyna Roja 18 de noviembre 2011

jueves, 17 de noviembre de 2011

LLUVIA DE OTOÑO

  
Melancolía es lo que me produce el día
la lluvia en los cristales, suena suave
el olor a tierra y hierba a mi me llega
y la quietud existente en la mañana.

Los trinos que el canario da en su jaula
hacen que se me refresque la memoria
vea el bosque a través de la ventana
y admire la belleza que lo adorna

Los colores de las hojas en el suelo
los árboles con sus ramas ya desnudas
y el color gris que tiene el cielo

Ha cambiado con sus trinos mi pesar
con su alegría, trinándole a la vida
desde la jaula que retiene su partida

La Reyna Roja  13 DE NOVIEMBRE DE 2011

MI VIDA




Vida oscura que me acechas,
vas labrando mi camino,
el me quitó la luz,
tu me quitas el destino.
Trazas pasos vacilantes
por caminos empedrados,
puentes de cuerdas colgantes
sobre rápidos ríos bravos.
Me niegas la luz del sol,
perturbas con mil tormentas,
no dejas alrededor
ni un lugar para mi pena.
Vuelves a ser la condena,
soledad lóbrega y negra
instalada de rondón
dentro de mi corazón.
Por cada año de bonanza,
devuelves diez de dolor,
eso durante una vida
desgasta hasta la razón.
Conseguiste despertarme
de mi aletargada muerte,
para darme un año más
de esperanza en el amor.
Solo fue un espejismo,
una burla descarada,
la década del dolor
que yo creía olvidabas.
Vuelves de nuevo a apagar,
las luces de mi camino,
y a obligarme a caminar,
imaginando el destino.
Vida dame una ilusión,
quita piedras del camino,
que cada día es menor
el deseo de seguirlo.
A pesar de todo vida,
vivir es lo más bonito,
me brindaste algunos años,
¡Inolvidables¡ ¡divinos¡.
La Reyna Roja 14 DE NOVIEMBRE DE 2011

sábado, 12 de noviembre de 2011

ESTRELLA



Sé, que no podre dejar de amarte
siento que estás dentro de mi,
te extraño, me despierto
y al no encontrarte lloro.

Busco... ¿pero que? tu no estás
tu ropa, tu huella, tu aroma,
Vuelve, grito en el silencio
no me oyes, no puedes, ¡estas tan lejos.!

Lejos, en el tiempo, en la distancia,
mi cuerpo tiembla... ¡no volverás!.
Miro tus fotos, busco tu recuerdo,
será mi compañía, en esta noche fría,

Te extraño, no puedo contener el miedo,
pensar en no verte, es no ver el cielo,
es haber cerrado el paraíso,
la luna y las estrellas se apagaron.

Si un día ves pasar una estrella fugaz,
síguela, soy yo, te fui a buscar,
al no verte, me convertí en estrella,
la única que brillará, ¡solo para ti¡

¡Se que no será posible que la sigas,
solo quiero que mires y veas en ella,
el brillo de la estela, formada por lágrimas,
que derramé, mi amor, por ti un día .

La Reyna Roja       11 de noviembre de 2011

jueves, 10 de noviembre de 2011

EL SUEÑO (Relato corto)

EL SUEÑO
Tarde de toros. El pueblo está en fiestas, la gente se
agolpa en la entrada de la plaza para ver la corrida que
se anuncio puede ser memorable, tres de los mejores toreros
del momento forman el cartel de la tarde.
Pepito "el Flequi" "Carlos el Torrijano" y Andrés de Turquía.
Los tendidos estan llenos, la gente espera la salida de la
cuadrilla.
La banda toca Pepito el chocolatero, los toreros salen al ruedo
Pepito de grana y oro Carlos rosa y oro y Andrés negro y plata.
Hacen el paseillo con el rigor que marca el evento, se disponen
a empezar la faena.
Suena el clarín, el encargado de toriles se dispone a abrir.
Pepito, que es el primero en el orden de lidia espera al toro frente
a la puerta, de rodillas se dispone a recibirle.
Comienza la faena, el toro se lanza hacía el torero y este le
esquiva con un acertado movimiento de cintura hacía la derecha, se
pone en pié y le torea con acierto por la derecha, izquierda, chicue-
linas, hasta el cambio de tercio.
Ahora es el banderillero el que tiene que lucirse y lo hace bastante
aceptable. Sigue la faena con el picador. El publico se divierte, grita
¡olé¡ ¡olé¡.
La faena continúa, un torero tras otro sin percances, con buenos
pases y quites.
La faena del cuarto de la tarde ha acabado, se abre el toril dando
salida al quinto. Un toro negro bragao, con los pitones algo
abiertos y muy finos, asusta su presencia en el ruedo.
Es el segundo de Carlos y este se está luciendo, cuando en un
lance, cerca del burladero el toro en la embestida va tan ciego
que se encuentra con la valla y sin dar tiempo a ver como
salta la barrera subiendo por las gradas.
Uno de los espectadores no es capaz de moverse de su asiento
se ha quedado petrificado por el miedo. El toro se le queda miran-
do, riéndose le indica subiendo la pata que baje al ruedo, ante
el estupor de este, que no se atreve a moverse. El toro sigue
frente a él citándole y enseñándole el ruedo.
Me despierto sudando y con un ataque de pavor. Ufffff todo ha
sido un sueño.
30/110/11

TU AMOR



TU AMOR
Tu amor fue un regalo, que recibí de la vida
fue un don que devolvió, la ilusión al corazón
No quiero llorar por ti, quiero una risa feliz
el recuerdo de tu amor, no daña mi corazón
mientras me amaste, mi vida estuvo llena de dicha
cuando no pudiste amarme, el dolor fue lacerante
Pero solo el recuerdo, que de tu cariño tengo
hace que sea dichosa, por haberte conocido
Haber podido vivir un amor que no buscaba
haciendo que mi vida fuera, feliz cuando te esperaba
Quiero a pesar del dolor que me produce el adiós
verte siempre como amigo, compartir ratos contigo
Poder cambiar sentimientos, sin que duela el pensamiento
ser tu mejor compañera, escucharte hasta que pueda
Quiero que mis lágrimas sean por la dicha de saber
que puedes llegar a ver, la vida desde otro prisma
Que tu vida sea tranquila, pero si me necesitas
estaré siempre a tu lado, en lo bueno y en lo malo
cuenta conmigo estaré aquí , para hacerte a ti feliz.

La Reyna Roja

LA GRAN CIUDAD



LA GRAN CIUDAD
Te busco entre los coches en el caos de la calle
no encuentro tus huella, el asfalto las borra
el humo que abarrota el aire que respiro
tu olor que aún recuerdo borra de mis sentidos
No he podido perderte, encontraré el camino
por el asfalto ardiente de la loca ciudad
las calles voy cruzando sin saber mi destino
tropiezo con la gente que me mira al pasar.
No consigo encontrarte en este laberinto
no he podido perderte, preguntaré por ti
pero nadie responde, ¿quién te conoce aquí?
Este monstruo inhumano te devoró en su urbe
hizo de ti su amante de mi te separó
ha contado uno más, para su colección.


La Reyna Roja

GRITOS DEL SILENCIO































GRITOS DEL SILENCIO
La estrella que tu me diste, con mi nombre en el reverso
será tu estrella en la vida, guía tus pasos callados
por el camino del mar, donde yo estaré fundida,
para poder escuchar los silencios de tus voces
cuando me quieras buscar y solo encuentres tronando,
el ruido inmenso del mar al formar una tormenta,
para obligarte a luchar con los silencios que un día
me obligaste a mi a escuchar, llorando en soledad.
Tus silencios hacen que los míos se desmadren
que salgan de su apatía, griten sonando el viento
que el dolor de tu silencio y las llagas que provoca,
se revuelvan en las nubes llenándote de silencio,
envolviendo vida entera con el profundo dolor,
con que has envuelto mi vida... ya solo escucho silencios.
Tu silencio ha conseguido hacerme algo más fuerte,
saber resistir los golpes que el tiempo tiende a ofrecerme,
levantarme en la caída apretar mis piernas fuertes,
para no caer de nuevo con gritos de amor candente,
que solo son ilusiones que a gritos el alma ofrecen,
para después sucumbir en el silencio más fuerte.
Venid gritos silenciosos, acercaros a mi oído,
haced que de tanto oíros consiga al fin compraderos,
que pueda yo descifrar lo que con ellos me dice,
entender con claridad lo que con palabras que se calla,
y al fin poderos guardar en mi corazón dolido,
junto con su amor callado que aquí se quedó dormido.
La Reyna Roja

AMOR




AMOR
Una palabra consigue, abrir la puerta del cielo
hacer que asome por ella la luz que se encierra dentro
llenar con ella la vida, que se apagaba sin ti
que la sonrisa en su cara, de nuevo vuelva a surgir.

Una palabra consigue bajar del cielo una estrella
unirla a una cometa, correr y jugar con ella
meterla bajo la cama para iluminar los sueños
guiándolos firmemente hacia el centro de la mente.

Una palabra consigue hacerte bajar al fondo
del más profundo océano a busca su corazón
para ponerlo de nuevo en su cuerpo de cartón
y hacer que vuelva a latir y reconocer tu amor.

Una palabra consigue que el sol salga por la noche
la luna alumbre de día y las estrella sean coches
solo con una palabra cambiaras el universo
la palabra está guardada en un cofre muy secreto.

El cofre está en el cuerpo forma parte de la vida
no se la puede tocar solo sentir mientras viva
circula entre laberintos de las arterías y venas
se pasea por tu vida, y en la sangre tu la llevas.

Esa palabra es amor, la que nos hace latir
con mas fuerza el corazón la que nos hace llorar
cuando queremos reír, nos quita la razón
al quererla compartir, con otra palabra amor.

La Reyna Roja

ARCO IRIS


 ARCO IRIS
La lluvia cadenciosa moja las calles
el sol no quiere ser tapado por la nube
asoma su carita refleja el agua
un arco iris forma en la montaña
Subo a la montaña, al punto exacto
por el que subirme a él como a un caballo
me mezclo en sus colores salto entre ellos
y bajo en tobogán al otro extremo
El final del arco iris es tan grandioso
que no puedo dejar de mirar su final
vuelvo a subir sus colores a enfundar
bajo otra vez ahora es al revés
Tanta belleza me tiene loca
no me doy cuenta, se va apagando
se ha diluido entre las gotas
el sol y el agua se han divorciado
Belleza efímera como el amor
vienes te fundes con agua y sol
llenas de vida mi corazón
me dejas triste ya sin tu color.

La Reyna Roja

VOLVER A VIVIR




Después de una vida en compañía,
comprendes que hay amor en otra vida,
no puedes ya cambiar, pero no pierdes,
la esperanza que la vida te puede ofrece.

El invierno triste no puede detenerte
su frío ambiente te obligará a correr
un poquito de sol, será para la vida
suficiente calor para poder tener...

La ilusión de llegar a ver la primavera
con fusión de colores y su gama floral
enardecer la vida, volviendo a renacer
al amor que puede a tu vida volver.

Un día tú dejaste el corazón herido
en el túnel sembrío oscuro de un hospital
donde el doctor vida consiguió reponerle
inyectando alegría, fuerza para empezar.

A tener fe de nuevo, a no cerrar la puerta
a que nuevos amores vuelvan a renacer
que un amor murió pero tú sigues viva
y vivir fue la herencia que te legó el nacer.

Vivir sin amor es vivir solo a medías
el amor necesitas tanto como comer
si no será la vida es un carril de peaje
que pagas, sin un coche que circule por él.

La Reyna Roja

TUS RECUERDOS



TUS RECUERDOS
Quiero ver de nuevo tu cara
te busco entre las fotos cerebrales
no distingo los rasgos tan amados
solo veo manchas negras y marrones
Saqué de mi memoria tu recuerdo
tus claros ojos perdieron el color
tu boca, solo es, rictus amargo
tu cara entera solo es un borrón
Mis sueños han vuelto a ser tranquilos
sin sobresaltos que no dejan dormir
sin pensar que la vida sin tus brazos
se derrumba y no quiero más vivir
Puedo vivir recordando tu cariño
tus caricias tus besos y tu amor
tus versos tus palabras en mi oído
jamás se olvida, si un día se vivió.
Contigo yo viví algo importante
días felices horas de lesión
que el tiempo dejó en el pasado
y el presente recuerda con amor.
Tu cara se borrará de mi mente
tu imagen como humo se irá
tu voz la recordaré muy lejos
pero tu amor conmigo siempre irá.
La Reyna Roja

SIN OLVIDAR


SIN OLVIDAR

 El olor de las lilas perfuma mis recuerdos
el olor de tu cuerpo perfuma mi cerebro
 los días felices alojados en mi cuerpo
 besos callados escondidos en el huerto.

Vuelvo a vivir feliz sin tu presencia
sin quererte olvidar ni ver tu ausencia
 recordando cada día mi vida a tu lado
contando cada hora, aunque hayan pasado.


 No seré ya la amante que incordiaba
la que olía tu ropa cuando llegabas
 esa que con sus celos te aburría
seré solo la amiga que no olvida

Viví el amor sin esperanza es vivir
una vida en añoranza quiero
seguir amándote cada día sin esperar
 que tu vuelvas a mi vida

Amarte y recordarte es mi venganza
 decírtelo o callarlo es mi opinión
mi sufrimiento sería el obviarte
 mi condena olvidarte a ti amor.

La Reyna Roja